Fernando Evangelio presenta un cartel que apela a la esencia de la Semana Santa
17 de Febrero de 2014

Fuente: juntacofradiascuenca.es

Un cartel que apela a lo esencial. Así es la obra que ha concebido para anunciar y ser la imagen de la Semana Santa de 2014 el artista conquense Fernando Blas Evangelio, quien la ha presentado este jueves ante la comunidad nazarena de la ciudad en el ya tradicional y esperado acto con el que prácticamente da comienzo la cuenta atrás hacia la Cuaresma en Cuenca. El Salón de Actos de CCM se ha quedado pequeño un año más para acoger un acto que va ganando peso entre los nazarenos de Cuenca, y es que nadie ha querido perderse el momento en que se desvelaba por fin la imagen más esperada de la Pasión.
 
Hasta el salón de actos se han desplazado, además de la Comisión Ejecutiva de la Junta de Cofradías, parte de la de Diputación e integrantes de las hermandades del cortejo procesional de la ciudad, el alcalde de Cuenca, el presidente de Diputación, el delegado de la Junta de Comunidades, el subdelegado del Gobierno, el subdelegado de Defensa, el vicario general de la Diócesis, así como representantes de la vida económica, empresarial, asociacional y cultural de la ciudad. Antes de contemplar por primera vez la imagen que anunciará la Pasión y que a partir de ahora estará presente en espacios de toda Cuenca, la Junta de Cofradías ha proyectado sendos videos con imágenes y sonidos de la Semana Santa de Cuenca que han hecho crecer la emoción entre los asistentes.
 
El presidente de la institución nazarena conquense, Jorge Sánchez Albendea, ha sido el encargado de abrir y conducir el acto y lo hacía asegurando que “con renovada ilusión estamos acercándonos ya a la celebración más importante de nuestra ciudad”. Sánchez Albendea recordaba ante los presentes que “hace dos días aprobábamos el presupuesto de la Junta de Cofradías haciendo un profundo ejercicio de unidad y reflexión ante la crisis” y afirmaba que, tras el trámite necesario, Cuenca “siente y vive ya para su Semana de Pasión”. Y qué mejor manera de hacer más llevadera la espera que desvelando al fin a la ciudad la que habrá de ser la imagen que represente a su Semana Santa a lo largo de 2014.
 
 
Un cartel “esencial”
“Fernando es una persona sencilla y agradecida” definía Jorge Sánchez en el inicio de la presentación del cartelista. Y entre el público se hacía silencio de expectación que se veía al fin compensado cuando, al filo de las nueve de la noche, el cartelista descubría su obra para los presentes. Tras una cerrada y calurosa ovación, Fernando Blas Evangelio aseguraba estar “muy agradecido” por su elección como cartelista.
 
“Cuando me llamaron para darme la noticia fue para mí una gran sorpresa, no imaginaba que aquí tuvieran conocimiento de mi obra porque hace mucho tiempo que vivo fuera” confesó. “Por eso, mi elección como cartelista ha supuesto para mí una gran sorpresa, una alegría y un honor, pero también un sentido de la responsabilidad muy grande” proseguía Evangelio, quien reconoció que el de la Semana Santa de Cuenca es el primer cartel que ha diseñado y, además, es también la primera vez que utiliza la Semana Santa como motivo dentro de su obra.
 
“Ser cartelista me ha reavivado recuerdos y vivencias de mi juventud, de un tiempo en que incluso fui debajo del paso. Lo que necesitaba era encontrar la forma de reflejar eso de la forma más honrada y fiel a mi estilo posible” explicaba el cartelista. De ahí que la técnica elegida haya sido el grabado, ya que la mayor parte de su obra son precisamente grabados, y que el cartel recoja “el sentimiento global y esencial que guardo yo cuando pienso en la Semana Santa de Cuenca”. El cartel es fruto de un proceso de búsqueda interior del sentimiento nazareno más puro y personal pero, también, de documentación sobre la Semana Santa de Cuenca que ha llevado a Fernando, por ejemplo, hasta el Museo nazareno y a escuchar marchas de la Pasión conquense mientras bocetaba.
 
Para Fernando Blas Evangelio la Semana Santa de Cuenca “es recogimiento, silencio y esa cadencia de los pasos al desfilar que es especial en Cuenca”. Pero también es “oscuridad, casi todos los recuerdos de procesión que tengo son de noche, por eso la imagen que se ve es una masa oscura en la que hay una figura sin detalles específicos, sintética, especial y sencilla. La imagen del sentimiento global de una procesión de Semana Santa en Cuenca” precisaba. Para completar la composición, Evangelio ha querido mostrar la ciudad de Cuenca y, de ella, su rasgo más característico: “el contraste, el colorido, que tan bien se aprecia en la estructura particular de la parte alta”. Esta definición se traduce en el cartel en una visión sintética y esencial, que huye del detalle anecdótico, de la procesión a su paso por Alfonso VIII.
 
En el cartel de Fernando Blas Evangelio todo es simbólico, todo tiene un sentido y una unión profunda con la esencia de la Semana Santa de Cuenca. Hasta la técnica escogida. Y es que “he querido que fuera un grabado pero no cualquier tipo de grabado. Escogí la xilografía porque me entusiasma, porque me expreso con bastante libertad con ella, pero sobre todo porque trabajar en madera lo veía muy ligado simbólicamente a la Semana Santa de Cuenca. Todas las tallas y andas que desfilan son de madera. La estructura principal de los edificios de Alfonso VIII también es de madera. El cartel tenía que ser así. He querido hacer un cartel que fuera una talla en madera”.
 
 
Cuenca y Roma hermanadas en un Pregón
Tras la prolija y hermosa explicación del cartelista, llegaba el turno de presentar a la pregonera de la Semana Santa de Cuenca ante su público. El presidente de la Junta de Cofradías dijo de Paloma Gómez Borrero que es una mujer “de gran humanidad, que siempre quiere agradar y cuya predisposición es total” y la animó a sentirse “una nazarena más de Cuenca” y a disfrutar “de algo tan grande como pregonar su Semana Santa”.
 
La pregonera, por su parte, recordó su vinculación con Las Pedroñeras (donde residió varios años) y que la primera vez que vino a Cuenca “le dije a mi madre que si aquí era donde viven las hadas, porque ésta es una ciudad mágica. Hoy puedo decir además que Cuenca es una ciudad muy mística”. La periodista reconoció que conoce mejor la Semana Santa de Roma que la de Cuenca y, por eso, “voy a enlazarlas ambas en mi pregón. Hermanaré la Semana Santa de Cuenca con la de Roma a través de mis palabras para que la de Roma se viva un poco aquí y la de Cuenca, se viva un poco allí”. Y añadió que Roma y Cuenca “son dos ciudades hermosas, eternas, mágicas y místicas”. Paloma aseguró que “habrá mucho amor metido dentro de mi pregón porque lo escribiré con todo el cariño a una tierra donde pasé los mejores años de mi vida” y que, añadió, tiene “la más hermosa, más sentida y más mágica Semana Santa de toda España”.
 
 
Reconocimiento a la Banda de Música de Cuenca

La parte final del acto de presentación del cartel estuvo dedicada, como viene siendo habitual desde hace unos años, al reconocimiento por parte de la Junta de Cofradías de la labor que colectivos o personas individuales desarrollan para el esplendor de la Semana de Pasión. En esta ocasión, el homenaje recaía sobre la Banda de Música de Cuenca, que estuvo representada por su presidente, Jesús Segovia, y su director, Juan Carlos Aguilar.
 
El presidente de la JdC recordó que no se concibe una Semana Santa sin la Banda de Música de Cuenca y que sus componentes son ya, más que músicos, nazarenos. Jesús Segovia agradeció a la comunidad nazarena el cariño depositado en ellos tanto en este homenaje concreto como el que les brindan día a día, algo que “para nosotros es un orgullo y un motivo más para trabajar y seguir haciéndolo lo mejor posible”. Juan Carlos Aguilar, por su parte, recordó que “aunque participar en la Semana Santa se encuentra dentro de nuestras obligaciones como Banda, lo hacemos todos con mucho cariño y orgullo”.
 
La ciudad cuenta ya los días para su Semana de Pasión.

Etiquetas:
Comparte y comenta esta noticia:
Desarrollado por